Nuestras mascotas son seres que nos acompañan durante nuestra evolución y son parte de nuestra familia. Cada animal tiene una función específica y llegan por una razón a nosotros.

Los gatos son animales enigmáticos que provocan una energía misteriosa a quien entra en contacto con ellos. Al contrario de lo que se cree, ello están atentos a nosotros y a curarnos cuando haga falta.

Ese desinterés aparente esta lejano a la realidad, son grandes guardianes y no se les escapa nada de nuestro estado emocional. Se acercan en el momento justo que los necesitamos, son compañeros cuando nos sentimos en soledad, a la vez que están pendientes y saben darnos un lugar cuando necesitamos estar con nosotros mismos. Deja entrar a tu vida animalito y verás que te colmará de alegría.

Felinos que curan

1. Sonido sanador: El ronroneo de los gatos es un sonido que los felinos usan para curarse a sí mismos. Recientemente algunos estudios relacionados con los diapasones Om (artefactos que se usan en las terapias de sonido) revelaron que las frecuencias de los ronroneos de los gatos pueden igualar frecuencias que son curativas, pudiendo ser una buena terapia.

2. Transmutadores de mala energía: Tienen glándulas que despiden olor en varias partes de su cuerpo, cuando se frotan contra nosotros nos quieren decir que les pertenecemos y lo hacen cuando se sienten felices y en paz, es una señal de mucho afecto. Un signo de aceptación mutua y también es una ayuda que nos ofrecen para poder administrar mejor nuestra energía. Es sanador y ellos logran que tengamos nuestra energía en armonía.

3. Para relajar en la vida: Ante situaciones de estrés, tanto su pelaje como su ronroneo nos invitan a sentir relajación y bajar la ansiedad. Su movimiento seductor y elegante son hipnóticos e invita a sentirnos en fluidez. Observarlos e imitar sus movimientos como estiramientos, bostezos y andar es una buena forma de empezar el día y comenzar a sanar.

4. Para dormir mejor: Si sufres de falta de sueño debido al ajetreo diario prueba colocar tu gato en tu frente por cinco minutos para que trasmute el peso del día. Si duermes junto a él, protegerá tus sueños y eliminará la energía negativa y los malos pensamientos.

5. Para mejorar nuestra salud: El ronroneo del gato puede mejorar tu inmunidad. Se produce a una frecuencia de 4-16 Hz, por lo que tiene un efecto positivo en el sistema inmunitario humano.

6. Para superar malos momentos: Los gatos son ansiolíticos efectivos, jugar con ellos 20 minutos al día anima tu vida. Son grandes oyentes y puedes contarles lo que sea, ellos sabrán en qué lugar ubicarse para sanar la parte que te aqueja.

7. Liberan la sobrecarga energética que tienen los aparatos electrónicos: Celulares, aparatos de música, etc. Los que tienen un gato saben la fascinación y atracción de permanecer o dormir cerca de estos aparatos.

Fuente: Positivomundo