El temor es ese sentimiento que si dejamos nos invada, puede resultar bastante agotador al grado de mantenernos siempre preocupados y limitados, en especial cuando este no se limita a nosotros mismos y también tememos por aquellos que nos importan y amamos, principalmente se llega a temer mucho por los hijos.

Adalynn Leary, o Ady para su familia, conoce a la perfección el miedo tras un terremoto de magnitud 7,0 que tuvo lugar en Alaska. Dormir sola le provocaba pánico y su familia tenía más que comprobado que enviarla casi obligada a dormir sola cada noche, no resolvería nada.

Por fortuna, encontraron una manera en que Ady superara su temor, y fue nada más y menos que con la ayuda de su incondicional pitbull, Fury.

Tras un devastador terremoto que azotó en Alaska, la familia se sintió muy afortunada por tener una segunda oportunidad al salir ilesos de tan terrible tragedia.

Sin embargo, tras lo ocurrido Ady desarrolló ansiedad y temor, dormir sola le resultaba imposible, simplemente no podía cerrar los ojos y conciliar el sueño, necesitaba que alguien durmiera a su lado para sentirse segura y esa seguridad llegó en forma de pitbull, el mejor amigo y guardián de la familia.

Kyle decidió instalar una cámara en la recámara de su hija para vigilarla por la noche y lo que grabó fue inesperado y muy especial.

En la grabación puede verse a Ady metiendo a Fury a su cama y cubriéndolo con una manta para que no tenga frío. Misma grabación fue subida a las redes.

Los internautas reaccionaron al instante con las imágenes tan conmovedoras que aparecen en la grabación, aunque claro, también hubo quienes se mostraron inconformes con que un perro de muchos kilos durmiera con una pequeña.

Por su parte Kyle, no cambia de parecer y sostiene que Fury nunca lastimaría a su hija pues él también es parte de la familia.

Además, calla a muchos con la frase: “Si los educas con amor, solo muestran amor“.

A continuación, te mostramos el hermoso vídeo de Ady y Fury:

Debemos dejar de catalogar a los perros como peligrosos o agresivos, los únicos peligrosos somos los seres humanos que no les damos el trato y el respeto que ellos merecen, ellos serán según la educación que reciban por parte de su dueño.

¿Qué opinas acerca de la solución que encontró Ady?