Uno de los hombres más rico de Noruega planea recoger desde 2020 desechos plásticos del océano.

En una entrevista concedida y difundida por un periódico de Oslo, Kiel Inge Røkke, que cuenta con una fortuna superior a los 2 mil millones de dólares, aseguró que esta construyendo un barco que podrá recolectar cinco toneladas de desechos plásticos del océano cada día.

Hay que subrayar que buena parte de la fortuna que tiene este hombre fue conseguida con trabajos realizados en el mar, por lo que ahora busca devolverle un poco de lo que ha recibido contribuyendo a su limpieza.

Detalló además que este yate permitirá efectuar estudios no solo en el mar, sino también en la atmósfera por la tecnología que posee. Y lo mejor es que el fundido que realizará del material no representa ningún peligro.

Por otro lado, dentro de la gigante embarcación, que será en su momento la más grande del mundo, podrán pernoctar hasta 60 investigadores y la tripulación podrá constar de 30 miembros. La operación estará a cargo del Fondo Mundial para la Naturaleza, una de las mayores organizaciones de conservación global.

En sus palabras asentó que el proyecto lleva en marcha varios años, pero que ha sido recientemente cuando se ha terminado de concretar y que lo hace como una forma de agradecimiento por todo lo que ha recibido en su vida.

En diferentes países, todos los años los mares y ríos se terminan contaminando a raíz de los desechos que son lanzados por las grandes empresas, lo que afecta tanto la salud del ser humano como de las criaturas que habitan en las aguas.

Algunos países de Europa han tomado medidas para hacer una disminución significativa de esta contaminación y cada vez se intensifica el apoyo y las restricciones para lograr los objetivos planteados.

En Dinamarca, Francia, Bélgica, Italia y Portugal ya se han hecho reducciones superiores al 80% de los desechos plásticos y cada vez son más los que se suman a estas iniciativas para proteger el ambiente, entre ellos naciones del continente americano como Costa Rica, Ecuador y México.

Fuente: Deviajeros