Hace muy poco, activistas por los derechos de los animales encontraron una extraña criatura peluda en las calles de una ciudad polaca llamada Lodz.

El extraño animal estaba cubierto de una gran cantidad de pelo, que estaba enmarañado entre trenzas largas y duras. El descuido de este animalito peludo era tan grande que ni siquiera podía defecar adecuadamente.

Los voluntarios llevaron a la criatura a un refugio para animales, donde tenía casi 5 kilos de pelaje afeitado y todo el restante representaba casi la mitad de su peso corporal. ¿Qué tal?

Luego de los cuidados, un perrito común y corriente apareció ante los ojos de sus rescatistas. ¡Había estado tan descuidado que ni siquiera podían reconocer que era un perro detrás de todo ese pelo!

Fue nombrado Farciarz que significa “afortunado” en polaco. ¡Y vaya suerte que tuvo!

En la actualidad, los agentes de policía aún están buscando a los antiguos dueños del perrito, que deben ser responsabilizados por maltrato animal.

La gente a menudo lleva mascotas en un estado terrible a las clínicas de veterinaria, ejemplo de todo ello es el siguiente gato persa con piel enmarañada que afortunadamente fue encontrado por un hombre noble que quería ayudarlo.

Después de varias largas y laboriosas sesiones de afeitado, finalmente lograron liberarlo de su cautiverio peludo y el felino tuvo incluso la suerte necesaria para encontrar un nuevo hogar con cuidadores amorosos y responsables.

Es una lástima que algunas personas se olviden de una simple verdad, tan elocuentemente expresada por Antoine de Saint-Exupéry: “¡Te haces responsable, para siempre, de lo que has domado!”

Nos alegra saber que estos animalitos pudieron ser encontrados a tiempo y se les pudo otorgar los cuidados básicos necesarios para que lleven una vida decente.

¿Tú también ayudarías a un animalito que lo necesite?

Fuente: Fabiosa