Nos hemos acostumbrado a sexualizar tanto a nuestros cuerpos que muchos creen que es normal hacer lo mismo con el cuerpo de nuestras hijas pequeñas, pues muchas prendas de niñas son hechas intencionalmente para expresar sensualidad en el cuerpo.

Pudor, decencia y recato son conceptos morales que deben ser rescatados siempre a lo largo del tiempo. Devolvamos a las mujeres la dignidad que se merecen desde su infancia.

La sensualidad que las ropas evocan debe estar restringida a la intimidad del matrimonio.

A continuación te daremos a conocer los testimonios de algunos padres y madres de familia que señalan estar de acuerdo con la idea de vestir a las niñas como lo que son: niñas.

Testimonios de padres de familia

Venimar: Soy de esas pocas madres que no hace apología a los colores de los juguetes, ni a su forma, en cuanto al tema tratado yo estoy totalmente de acuerdo con la página, las niñas son niñas y deben vestirse como tal; hay una edad para todo.

Fabiola: Las niñas tienen que vivir sus etapas, no hacerlas mujer antes de tiempo, por eso es la ropa y peinados para niñas lo que debemos cuidar que siempre se vea decente, por eso mi hija siempre se viste como niña, así me digan anticuada.

Eliecer: Hablo como padre de dos adorables hijas, por eso les hago la siguiente pregunta: ¿Cuándo les provoca más un helado, cuando está en una bolsa oscura o cuándo le ves el chocolate, la crema y las fresas? El pervertido siempre lo será, pero si lo provocas será peor, ¿no creen?

Los comentarios fueron hechos por personas como tú y como yo, personas que entienden que las niñas deben disfrutar su infancia y vestirse expresando lo que son, niñas de corazón tierno aún.

¿Y tú que crees, estás a favor o en contra de que las niñas se vistan como adultas?

Fuente: Actualidadya