Las mujeres de hoy en día son mucho más independientes que las de antes, ven la vida de una manera más objetiva, buscan soluciones y no se rinden. Esto ha hecho que su visión del amor cambie, pues comienzan a buscar a un compañero que pueda complementarlas, que las ame tal y como son y que no las retenga.

Actualmente las mujeres tomaron una figura femenina que las impulsa y es su modelo a seguir: Frida Kahlo. Ella fue una escritora y pintora mexicana muy famosa, y su vida no fue nada fácil.

Padeció de varias enfermedades que la dejaron postrada en una cama por muchísimo tiempo, quedó estéril, sufrió en su vida amorosa y en momentos llegó a sentirse la peor persona del mundo, sin embargo, sus escritos y pinturas lograron sacarla adelante y ahora, son esos fragmentos de arte los que inspiran a miles de mujeres alrededor del mundo.

Mereces un amor: 

Mereces un amor que te quiera despeinada,
incluso con las razones que te levantan de prisa
y con todo y los demonios que no te dejan dormir.

Mereces un amor que te haga sentir segura,
que pueda comerse al mundo si camina de tu mano,
que sienta que tus abrazos van perfectos con su piel.

Mereces un amor que quiera bailar contigo,
que visite el paraíso cada vez que ve tus ojos
y que no se aburra nunca de leer tus expresiones.

Mereces un amor que te escuche cuando cantas,
que te apoye en tus ridículos,
que respete que eres libre,
que te acompañe en tu vuelo,
que no le asuste caer.

Mereces un amor que se lleve las mentiras,
que te traiga la ilusión,
el café
y la poesía.

—Frida Kahlo.

Sin duda, este es uno de los poemas más influyentes de Frida, hace reflexionar en un instante y nos inspira a buscar a un amor que realmente valga la pena. No necesitamos un amor que nos quite esperanzas, ilusiones o el amor propio, merecemos a alguien que nos de esos aspectos, afiance el cariño y fortalezca los lazos. Esto es precisamente lo que nos dice Frida con este bellísimo poema.

Nunca olvides que vales más de lo que crees y que siempre habrá alguien que te quiere más de lo que tu te quieres.

Fuente: Amigasleales

Compartir