La pequeña estaba acostada en el suelo, sin intenciones de ponerse de pie y entrar a casa.

De seguro todos cuando pequeños fuimos bastante obstinados. Tanto, que nuestros padres debían hacer malabares para intentar calmar nuestros berrinches y así no quedar en vergüenza delante de otras personas si llorábamos con show o gritábamos sin parar en espacios públicos donde más de alguno cuestionara sus formas de criar.

Y aunque la gran mayoría pasó rabias y debió regañarnos para que entendiéramos que estábamos actuando mal, a veces no decir ni una sola palabra y no darle importancia parece funcionar.

Al menos así quedó demostrado luego de que una madre canadiense publicara un adorable vídeo de su hija Juliette muy cansada después de la escuela, negándose a caminar.

De acuerdo a las imágenes, la pequeña viajaba con papá en el auto y al parecer no puede soportar el cansancio al llegar a casa, así que, decidida a que nadie interrumpa su sueño, apenas papá la baja del auto, ella se acuesta en el suelo, esperando a que él termine de descargar las bolsas de las compras del supermercado.

Sin embargo, contrario a lo que hubiesen hecho otros padres, él jamás le llamó la atención por su actitud, y en cambio cuando terminó de cargar las bolsas, dejó una mano desocupada para cargar a la pequeña como si fuera una bolsa más.

Y de la camiseta -y sin mucho esfuerzo- la llevó hacia casa, mientras mamá no podía parar de reírse por lo obstinada de la pequeña.

A menudo hace cosas como esta, y así es como la amamos“, escribió su madre en el vídeo, que luego compartió a través de Internet y rápidamente se viralizó, haciendo que un montón de padres se sintieran identificados con la situación cuando no tienen ánimos de discutir con sus hijos.

Mira aquí el momento:

Fuente: Upsocl