Existen personas que siempre dicen lo que piensan y sienten, eso las hace ser honestas y directas, pero esta actitud no siempre es bien recibida por todos, aun cuando tu creas que es una virtud que posees.

La Universidad de Washington, en Seattle, publico un estudio en el Journal of Personality and Social Psychology asegurando que la personas que son directas y prefieren siempre la verdad tienden a terminar solas.

Esto se debe a que estos son rasgos de la personalidad que a veces atraen problemas de socialización, y no porque la persona tenga un mal comportamiento, sino que a la mayoría no le gusta escuchar la verdad.

Por esa razón, si eres muy directa y las personas no soportan tu sinceridad, se alejarán de ti para evitar tener que escuchar las verdades que saldrán de tu boca. Es así donde te vas aislando del mundo.

La sinceridad puede ser un arma de doble filo

Este estudio también demostró que las personas honestan suelen tener poco sentido del humor, por lo que se hace más difícil tratar con ellos y sus palabras pueden sonar más duras de lo normal. Además, se demostró que las personas que son menos directas suelen ser más relajadas y se relacionan mejor con las personas.

Pero con esto no te estamos diciendo de dejes de ser honesto, solo que uses unas palabras más sutiles, piensa bien lo que dirás para que no lastimes a nadie y alejes a las personas de tu vida.

Lo importante aquí es que aprendas a comunicarte mejor con las personas que te rodean. No decimos que seas hipócrita, pero sí que pienses dos veces las palabras que usas para expresarte.

Y de esta manera lograr tener una comunicación efectiva con las personas; tendrás unas buenas relaciones familiares y laborales, por lo que tu vida está en armonía y además no te quedaras sola.

Si conoces a la persona con quien compartes tu día a día sabes exactamente lo que puede herirlas, por lo que debes evitar decir palabras hirientes que puedan detonar un mal entendido.

Fuente: Ignisnatura