Los “Safe Haven Baby Boxes” cuentan con un regulador de temperatura y avisan a los servicios de emergencia apenas un niño es depositado. Parece funcionar bien pero, ¿a qué hemos llegado como humanidad?

La falta de educación sexual en el mundo es un hecho y es una de las principales razones de que existan tantos embarazos no deseados que luego terminan en abortos o abandonos de niños. Buscando evitar eso y pensando en salvar la vida de los pequeños, Estados Unidos implementó una iniciativa que tiene a varios impactados.

Se trata de los buzones llamados “baby boxes”, instalados para dejar a bebés no deseados que luego son retirados por los servicios de emergencia, quienes se hacen cargo de los menores.

Si bien a varios les sorprende la iniciativa e incluso la califican de “normalizar” el abandono de niños, en ese país es más común de lo que parece, así que con esta medida, impulsada por la organización Safe Haven Baby Boxes, buscar reducir los casos y concienciar a la población sobre el infanticidio.

Es más, la fundadora de la ONG, Mónica Kelsey, conoce este tipo situaciones en primera persona. Fue abandonada cuando tan sólo era un bebé y cree firmemente que la campaña podría ser un aporte al problema.

Los buzones son una especie de incubadoras que cuentan con reguladores de temperatura y distintos sensores que se activan de forma inmediata para alertar silenciosamente a los servicios de emergencia que un niño ha sido depositado. Ello permite que los bebés, de máximo 45 días de nacidos, sean recogidos en menos de cinco minutos.

Cabe destacar que los primeros buzones sólo han sido instalados en el estado de Indiana y son totalmente legales. Los padres se pueden sentir tranquilos depositando a sus hijos de forma anónima en un lugar seguro para ellos.

Sin embargo, según la BBC, el Gobernador de Michigan, Rick Snyder, no está de acuerdo con la iniciativa, pues considera inapropiado “permitir que los padres puedan renunciar a su bebé simplemente depositándolo en un lugar, en vez de entregarlo a un oficial de la policía, bomberos o a empleados de hospitales” como se solía hacer.

Lo cierto es que actualmente la iniciativa cuenta con una serie de críticas por lo brutal y espantoso que parece el abandono de niños, sin embargo es un hecho que ocurre a menudo y se deben buscar distintas maneras para hacer que si ocurre, sea lo más seguro posible para los recién nacidos.

Comparte con nosotros tu opinión, es importante conocerla.

Fuente: Upsocl