La miel natural es una excelente opción para mantener una vida saludable; contiene antioxidantes, vitaminas B, C, D y E, y numerosos minerales. Ademas es muy sabrosa y un reemplazante natural del azúcar.

Según estudios recientes, la mayoría de la miel que se vende en los supermercados esta modificada y alterada, por lo que no estaríamos gozando de sus beneficios. El 75 % de la miel que compramos ha sido ultra filtrada, para eliminarla de impurezas y el polen.

Pero, justamente son estas las impurezas que le otorgan a la miel todos sus beneficios. Al ultra filtrarla le sacan las vitaminas, aminoácidos y minerales y con ellos desaparecen sus propiedades antibacterianas, antivirales y antifungicas.

También se conoce que el origen de este ultra filtrado fue para abaratar costos, producir mas cantidad y con ello no poder rastrear su procedencia, sabiendo que el primer continente en realizar estas acciones fue Asia. Muchas de esas mieles incluso contienen antibióticos ilegales y tienen contaminación con metales pesados, que pueden provocar graves problemas de salud.

¿Cómo identificar la miel verdadera de la falsa?

Según la sociedad de Apicultura, existen cuatro formas para poder identificar la miel pura, y a continuación te las daremos para que tus compras futuras sean las correctas.

1.  La prueba del pulgar: Deberás colocar una gota de miel sobre tu pulgar y observar qué es lo que sucede. Si la miel comienza a deslizarse hacia los lados con tendencia a caer NO es pura. En cambio si esa gota queda firme en el pulgar, estarás frente a miel pura.

2. La prueba del agua: Este procedimiento es muy sencillo. Para ello deberás llenar un vaso con agua, luego echar dentro una cucharada de miel. Si la miel se mantiene intacta, compacta e incluso cae hacia el piso del vaso, estas frente a miel pura. Por el contrario si la miel comienza a diluirse en el agua no lo será.

3. La prueba del estante: Para ello deberás colocar el frasco comprado de miel en algún estante por cierto tiempo. La miel pura se ira cristalizando suavemente, por el contrario la miel alterada seguirá tal cual la compraste, se mantendrá liquida no importa cuanto tiempo este en el estante.

4. La prueba del papel de cocina: No es el truco mas perfecto, pero deberás tener a mano un papel de rollo de cocina, al cual le colocaras arriba una cucharada de miel. Si al rato notas que la rodea una mancha que se esparce, es porque contiene agua diluida en su interior. La miel pura no dejara mancha. El inconveniente que si les han agregado jarabes azucarados, tampoco dejaran mancha.

Para tu tranquilidad, comprando en mercados de agricultores, negocios naturistas, cooperativas o tiendas de venta de productos naturales, tendrás la casi garantía que te estarás llevando una miel pura por excelencia.

Fuente: Positivomundo