Psicólogos descubren que se puede construir una relación ideal gracias a las discusiones

¿Te has preguntado por qué surgen las discusiones de pareja? Es bastante común tener diferencias notables con las persona que amamos, sin embargo, hay ocasiones en las que esas mismas diferencias hacen imposible la convivencia y se llega al fin de la relación. Existen diferentes maneras que podemos emplear para vivir en paz con nuestro compañero, lo irónico es que lo que haría que la relación se salve es precisamente lo que más nos molesta: Las discusiones.

Un grupo de psicólogos llevó a cabo un estudio muy interesante con 455 parejas casadas que tenían problemas relativamente graves, ellos lograron determinar cuál era el camino viable para que todos pudieran seguir juntos sin ningún tipo de problemas futuros o, por lo menos, que tuvieran otra opción para hacerles frente sin necesidad de acabar con el amor que se tenían ¿El resultado? Las discusiones.

Si bien este tipo de conflictos son bastante molestos, en ellos podemos dejar en claro cuál es nuestra molestia e indirectamente damos a conocer la solución a todo.

Ceder el poder podría construir una relación ideal

No se trata de ser sumisos eternamente, simplemente manejar equitativamente el poder en la relación. Se ha demostrado que ambas partes pueden sentirse amenazados por una persona demasiado exigente o por sujetos que no le prestan la atención que ameritan, esto plasma la idea de que ambos deben darse un respiro y ponerse en el lugar del otro, no bastan con un lo siento, de hecho, ese fue otro aspecto descartado para solucionar un conflicto de pareja, ninguno quiere escuchar un lo lamento porque las palabras se van, las acciones perduran.

Cuando nos sentimos amenazados, no solo en una pelea amorosa sino en cualquier ámbito, tendemos a finalizar todo tipo de vínculo existente, es un mecanismo de defensa natural, pero en este tipo de situaciones hay que actuar de otra manera, optar por la sumisión es la opción más aceptada en este estudio.

Las parejas que tienden a discutir construyen relaciones sólidas

A medida que la discusión avanza conocemos los puntos débiles de nuestra pareja, sabemos lo que hace que se enfurezca o que se calme, ese es otro punto a favor para culminar la discusión y tomar nota sobre las cosas que le molestan a nuestro compañero de vida. Para que todo se mantenga en orden y sean felices por un tiempo prolongado no solo deben compartir el cariño y sentimientos, sino el poder y control, así se mantiene todo en completo equilibrio.

¿Te ha interesado este contenido? Compártelo en todas tus redes sociales.

Fuente