Existe una larga lista de hierbas medicinales que puedes hacer crecer en tu casa. Algunas pueden ser usadas como tés o condimentos, otras solo como condimentos; como tés curativos o cataplasmas. A todas ellas, se le puede extraer tinturas en alcohol, aceites o polvos para uso medicinal.

Te mostramos algunos ejemplos de plantas y hierbas medicinales que son realmente fáciles de hacer crecer. Aquí tienes 7 plantas medicinales que puedes empezar a cultivar en casa:

1. Ajo

Se puede plantar casi en cualquier época del año. Le gusta la luz natural y el suelo bien drenado. Lo bueno es que el cultivo del ajo, no nos va a llevar mucho trabajo.

Propiedades: El ajo es un alimento con muchos beneficios y propiedades. Actúa como anticoagulante, antibacteriano, antibiótico y antioxidante además de combatir la congestión nasal, entre otras muchas.

2. Albahaca

Es una planta que procede del sur de Asia, Indonesia e India.

Como se planta: Se puede plantar en macetas, mantener en semi sombra y regar abundantemente. Se reproduce por esquejes (como vemos en la imagen) o semillas; plantar en tierra con buen drenaje, abonar regularmente, es muy sensible al frío y se puede criar en interior.

Propiedades: El aceite contenido en las hojas destruye las bacterias e insectos. El zumo de las hojas alivia bronquitis, fiebres, catarros, inflamaciones de garganta y problemas digestivos. Gracias a su olor y suave sabor aromático se usa como condimento. Contra flatulencia y gases, es antiespasmódica.

Una infusión de hojas frescas y gotas de limón calman los dolores de estómago y espasmos intestinales. La infusión de sus hojas es diurética, estimulante, digestiva y relajante; el zumo de las hojas con miel de abejas alivia la fiebre. El té de albahaca hace producir más leche en las madres. El té frío es bueno para problemas en los ojos, tanto en enjuague como bebida. La albahaca es el gran regulador del sistema nervioso.

Su mayor uso está en la lucha contra la fatiga y la depresión, por su valor como activador del sistema inmune.

3. Áloe Vera

Se planta en macetas con buen drenaje y no necesita cuidados excesivos. Es una planta medicinal muy fácil de utilizar y mantener.

Cómo se planta:

Propiedades Aloe Vera: Es muy útil para aplicar sobre cortes, heridas, picaduras de insectos, quemaduras y cicatrices, ideal para refrescar la piel reseca. Mejora la apariencia de una piel propensa al acné. Purificador natural del aire de casa.

Lo mejor es usar la gelatina interna de sus hojas y hacer un gel para uso externo.

4. Apio

Cómo se planta: Le gustan los climas cálidos y la tierra con muchos nutrientes. Se puede plantar en maceta.

Propiedades: Tiene acción diurética, sirve para combatir el estreñimiento, alivia la acidez estomacal, es una fuente de calcio, disminuye el colesterol, repone los electrolitos perdidos en la actividad física y tiene propiedades anti-inflamatorias.

5. Hierba buena

Muy similar a la menta, una planta aromática muy utilizada para diversos usos como pueden ser las infusiones. Plantar hierbabuena es una tarea muy sencilla. Se adapta muy bien a diversos climas y tan solo necesita luz y mucha humedad.

6. Manzanilla

Cómo se planta: Es fácil de cultivar, crece bastante bien en cualquier tipo de suelo y a pleno sol.

Propiedades: Es un buen remedio para el dolor de cabeza, dolor de muscular o el dolor de estomago. El aceite esencial de manzanilla contiene más de 120 componentes medicinales.

7. Menta

Mentha piperita, herbaboa urmenda, menta verde, mentha virdis, hierba de verde intenso y aroma refrescante; es tónica, estimulante y estomacal. No se debe consumir durante el embarazo, ni a menores de cinco años.

Como se planta: No requiere de muchos cuidados, poner en semi sombra, resiste el frío, la sombra, la falta de agua y acepta suelos con pocos nutrientes. Por ello, las mentas son plantas muy fáciles de cultivar con tierra fértil y abundante agua.

Propiedades: Cada una de las diferentes variedades de Menta tiene sus usos en la medicina popular pero, básicamente, es utilizada como digestiva y como calmante de trastornos gastrointestinales y para reducir resfriados. Estimula los sentidos y mejora el humor. Como infusión es excelente para hacer la digestión, tratar resfriados y quitar el hipo. También funciona para aliviar dolores de cabeza, migrañas o dolores causados por contusiones. Igual que el romero y el alcanfor, se para irritaciones cutáneas y resfriados, dolores de cabeza y dolor de muelas (masticar la hoja). Las hojas en infusión se emplean contra el insomnio. Los tallos machados son eficaces contra las picaduras de insectos.

La menta se utiliza muchísimo en las comidas, para perfumar las estancias cerradas, además, repele hormigas, pulgones y algunas otras de las plagas más comunes en las plantas.

Se aplica casi siempre en forma de infusión , aunque para la piel se utilizan compresas húmedas.

Fuente: Ecoinventos